Trufa negra: las propiedades y los beneficios

Show all

De inconfundible perfume intenso y firme, puede gustar o no, pero tiene muchas propiedades y beneficios.

Un alimento de siempre considerado de gran calidad es la trufa negra. Con un sabor óptimo y tantos usos en cocina, estamos hablando de un alimento que está entre los más renombrados en absoluto, pero que tiene también algunas características muy interesantes. La trufa presenta de hecho numerosas propiedades beneficiosas. Famosa por su riqueza de antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres. Tiene propiedades de elasticidad  […] LEE TODO

De inconfundible perfume intenso y firme, puede gustar o no, pero tiene muchas propiedades y beneficios. Un alimento de siempre considerado de gran calidad es la trufa negra. Con un sabor óptimo y tantos usos en cocina, estamos hablando de un alimento que está entre los más renombrados en absoluto, pero que tiene también algunas características muy interesantes. La trufa presenta de hecho numerosas propiedades beneficiosas. Famosa por su riqueza de antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres. Tiene propiedades de elasticidad que estimulan la producción de colágenos. A la trufa se le atribuyen propiedades afrodisíacas: para que las sustancias desprendidas de este alimento puedan provocar un estado particular de bienestar y favorecer la atracción por parte del partner, pero la cosa no ha sido científicamente probada mismo si se le atribuye esta característica a la presencia de un alcohol volátil de olor a almizcle. La trufa es además remineralizadora y su consumo facilita la digestión.

La trufa negra, el precio

El coste de la trufa negra se aproxima a 400 euros el kilo, a incrementar por aquella de calidades más altas: una trufa negra de gran calidad en práctica es un pequeño tesoro que puede valer tantísimo. Explicamos entonces importantes consejos prácticos.

¿Cómo conservar la trufa negra? –

Comprar trufas frescas y consumirlas inmediatamente es la mejor cosa que hacer, al menos según la opinión de algunos expertos. Sin embargo, esto no es siempre posible. Congelarlas en hojas de aluminio es una buena alternativa. Es posible congelarla entera y trocearla, sin descongelarla. No obstante su aspecto terroso y seco, la trufa es un producto perecedero que debería ser consumida fresca dentro de 10 días de la recolección. Si por el contrario no queremos recurrir a la congelación nos encargaremos de conservarla a una temperatura de alrededor de 3 ° C en macetas de terracota porosas o cestas (nunca de plástico), limpio antes del uso con un cepillo y agua fría para eliminar cualquier rastro de tierra.

Trufa negra, las recetas –

La trufa exalta cualquier plato, desde el más simple al más elaborado, y lleva magia, con su aroma especial y su sabor, a cada comida que toca. Su toque característico de olor, que los degustadores asocian con la sal marina, puede aromatizar salchichas, carnes y todo tipo de platos. Forma parte de la cocina profesional, y convierte simples huevos fritos o una tortilla en un delicioso manjar. Por no hablar de la pasta (el risotto de trufa negra es una cosa para probar al menos una vez en la vida): su aroma y su sabor no se olvidaran. Un simple pan tostado con trufa y aceite de oliva, una crema de trufa y calabaza, algunos huevos escalfados con trocitos de trufa o cordero con trufa, son algunas de las recetas en las cuales la trufa negra se convierte en un condimento de aroma y sabor y lleva su particular personalidad.

No es aconsejable en cambio mezclar el sabor de la trufa con otros sabores fuertes, ya que algunos tipos de salsas podrían anular el sabor y aroma. Según los expertos, desprende toda su potencialidad de sensaciones a una temperatura alrededor de 57 ° C, no más. Por consecuente atención a la cocción.

Trufa negra la recolección –

Finalmente vamos a ver, en su comparación con su homóloga blanca, cuales son los periodos  de recolección: si para la trufa blanca, típica del Piamonte, el mejor periodo es el mes de octubre, por lo que respecta a la negra, típica de Umbría, el mejor periodo en cambio es el mes de diciembre. La lucha de precios ve prevalecer aquella blanca que, según los expertos en materia, parece ser más rara y entonces también más fina.

Fuente: elle.it